Aplicaciones para editar fotos con el iPad

Aplicaciones para editar fotos en el iPad: edita como un profesional

Ya estamos aquí una semana más y en esta ocasión quiero hablarte de cómo edito yo mis fotos de manera profesional. Y sí, como puedes ver en el título, lo hago con un iPad.

Si eres de los que acaba de pensar “¡Madre mía, noo! Para eso está el ordenador…” quédate leyendo para descubrir una forma mucho más fácil y rápida de editar tus fotos y lograr resultados profesionales.

En todo momento estoy hablando del revelado de las imágenes (corregir color, brillo, etc…) o algunos retoques básicos como eliminación de algunos granos. Si necesitas hacer un montaje o algo mucho más complejo seguramente tengas razón y debas usar el PC con Photoshop.

Aunque en el artículo voy a hacer referencia al iPad puedes aplicarlo a cualquier tableta Android o smartphone ya que casi todas las apps que te voy a comentar están disponibles para ambos sistemas operativos (excepto dos que son exclusivas para iOS y Mac).

Pero bueno, dejémonos de rollos y vayamos al grano de una vez.

1. Toma tus fotografías

Parece básico pero la primera cosas que debes hacer son las fotos. Ya sean con una cámara réflex (si es así asegúrate de usar el formato RAW, por favor), con tu móvil o que te hayan pasado por whatsapp. Da

2. Importa las fotografías

Para pasar las fotos a tu iPad, la forma más rápida si las has hecho con una cámara es conectando la tarjeta SD directamente con el adaptador a Lightning. También podemos usar algún servicio en la nube como Google Drive, Dropbox o pasarlas del iPhone al iPad por AirDrop. Sea como sea, necesitamos esas fotos en nuestro iPad.

3. Aplicaciones para editar fotos con el iPad

Apple Fotos

Quiero empezar por la más sencilla de todas las aplicaciones y la que tenemos todos instalada por defecto en un iPad o iPhone: la app de Fotos. Desde la propia aplicación del sistema podremos retocar los aspectos más básicos de nuestras fotos, corregir el color y algunas características así como aplicar algunos filtros básicos.

Google SnapSeed

Muchos recomiendan Adobe Lightroom para retocar el color y ajustes de temperatura. Sin duda es una gran opción pero tiene un contra muy importante si hacemos las fotos con una cámara profesional: no podremos editar los archivos RAW si no somos suscriptores premium.

Por eso, recomiendo Google SnapSeed. Una aplicación de retoque fotográfico de Google muy completa y gratuita. El manejo es un poco extraño al principio pero una vez nos hacemos con ella es una gran alternativa.

VSCO

La conocidísima app de filtros no podía fallar en esta recopilación. VSCO nos permite retocar imágenes tanto en JPG como en formato RAW. Además, es muy completa y además de filtros podemos realizar las correcciones necesarias. Sin duda una de las características que más me gustan es la posibilidad de corregir la perspectiva de la foto fácilmente.

La gran cantidad de filtros (tanto gratuitos como de pago) la convierten en una de las mejores alternativas.

Pixelmator

Para mí se ha convertido en una imprescindible para el iPad. Es la alternativa al Photoshop del ordenador en tu iPad o iPhone. Se trata, eso sí, de una aplicación de pago (unos 5€ para la versión móvil y 30€ para la versión de Mac).

Con Pixelmator puedes crear lo que quieras, añadir textos, montajes por capas, distorsiones, retocar la luminosidad o contraste de zonas puntuales, etc.

Big Lens

Otra aplicación de pago que os puede ser útil es Big Lens. Se trata de una app para recrear el efecto desenfoque. Los usuarios de iPhone 7/8 Plus o iPhone X tienen esa opción por defecto gracias a la doble cámara de sus terminales. Si en tu caso tienes un iPhone con una sola cámara esta aplicación te permite hacer desenfoques y controlar el nivel y el estilo de dicho desenfoque.

Proceso de edición

Ahora me gustaría explicaros cómo es mi workflow qué aplicaciones uso y en qué orden. La primera aplicación que uso es Fotos para importar las fotos de la cámara y marcar como favoritas las fotos que voy a editar a continuación.

Abro la imagen con Pixelmator y me encargo de recortar y rotar la imagen para que tenga una buena composición (regla de los tercios, simetría, etc…). Luego le corrijo imperfecciones y si estamos hablando de un retrato elimino manchas, granos, arrugas, etc…

Una vez tengamos la imagen a nuestro gusto, paso al revelado digital. Es decir, a retocar el brillo, la saturación, el contraste, etc… Si no necesita grandes correcciones de color desde el mismo Pixelmator la dejo lista.

Si la edición de color es más compleja podemos usar VSCO o Snapseed.

Una vez tengamos la imagen lista, podemos publicarla así o aplicarle un filtro. Mi recomendación es que si vas a publicarla en Instagram o en una red social usa un filtro que combine con el resto de tu feed, en cambio para trabajos profesionales no aplicaría ningún filtro.

Y ya estaría, tu foto lista para subir a tu perfil de Instagram o entregar a tu cliente. Y lo mejor de todo es que lo habrás editado en el iPad sin complicaciones y desde cualquier lugar.

 

Gerard Mayans
contacto@gerardmayans.com

Diseñador web. Graduado en Comunicación Audiovisual y especializado en Marketing Digital.

No Comments

Post A Comment